Menu
X
El Post ha sido enviado

Enviar a un amigo

Muchos pacientes terminan en el psicólogo

Entrevista a: Julio Daniel Kirschbaum 4 Marzo, 2016.

Julio Daniel Kirschbaum

Cirujano Plástico, Estética y Reconstructiva.

 “Muchos pacientes terminan en el psicólogo

Pocas mujeres aceptan su cuerpo tal y como vino al mundo y a partir de los 40 años de edad la resistencia a dejarlo transformarse de manera natural suele ser mayor. Incluso muchas recurren a préstamos para poder pagar sus retoques. Para el doctor Julio Daniel Kirschbaum a la gran mayoría de las mujeres le preocupa la apariencia, lo que varía mucho es cómo se ve cada una.

 ¿Ha notado alguna nueva tendencia en cuanto a mujeres arriba de los 40 y cirugía?

Se están cuidando más; hacen más deporte, su alimentación es mejor, no fuman, se cuidan con el alcohol y ya no toman sol como antes. Además, hay una mayor demanda de tratamientos no quirúrgicos, la mayoría empieza por ahí.

 ¿Cuáles son las operaciones más populares?

La cuestión mamaria. A esa edad, normalmente, termina la planificación familiar, ya pasaron por la lactancia y por ende el busto cae, entonces quieren levantarse. También empiezan a ver más arrugas y lo primero que se nota son los surcos glavelares y las patas de gallo, por eso empiezan a colocarse el acido hialuronico (botox). También es popular el plasma rico en plaquetas. Algunos funcionan, otros no, pero igual ellas tienen que hacerse algo para verse mejor. Otras operaciones comunes son liposucción, aumento de glúteos, nariz con facelift (rejuvenecimiento del rostro) y mejorar el abdomen, pero no lo piden muy seguido porque es una cirugía compleja. También son muy populares los procedimientos no quirúrgicos como el botox, el plasma rico en plaquetas más todo tipo de aparatajes.

 ¿Cuál es el caso en que más cirugías ha hecho?

Hay muchos. Hay personas que realmente quieren hacerse un sin fin de cirugías, entonces esta persona termina en el psicólogo, al menos de mi parte. Hay otras que realmente lo necesitan y se le ayuda. Por ejemplo, le faltaba mamas, tiene las orejas tipo Dumbo, o era gordita a los lados o tenia nariz de gancho. Es variable, hay quienes realmente lo requiere.

 ¿Y qué pasa con las que no lo necesitan?

Eso es muy común. Hay mujeres guapísimas que tienen todo en su sitio y se desesperan con pequeños rollitos. También hay las que piden aumento de busto exagerado o narices extremadamente respingadas que no nos gusta hacer y lo piden porque necesitan verse mejor de lo que ya están, entonces hay que pedir ayuda al psicólogo. No tenemos un psicólogo en la clínica porque la gente se enoja cuando le sugieres que necesitan uno, pero sí trabajamos con un grupo de especialistas externos. Uno con la experiencia sabe cuándo hay que mandar a un paciente al psicólogo y lo hacemos mucho, al psiquiatra también, un montón.

 ¿Rechazan pedidos?

Sí, claro. Uno quiere tener una práctica tranquila. La cirugía plástica no es matemática, a veces uno hace las cosas muy bien, pero no necesariamente sale como uno quiere. Claro, con la experiencia cada vez es menor, pero igual sucede, entonces uno debe de tratar de evitar problemas.

 ¿Cuál es la diferencia entre cirugía estética y cirugía plástica?

Es una cuestión de semántica nada más. Cirugía plástica engloba toda la especialidad, que es la cirugía de las formas. La cirugía estética se le llamaría a la belleza y luego viene la cirugía reconstructiva, la cirugía traumafacial, la cirugía por malformaciones congénitas, pero el punto es un poco sutil. Por ejemplo, con la reconstrucción de mamas, al final es una cirugía estética, término que se da a todos los procedimientos de belleza que no serían necesarios.

 Es decir, ¿por vanidad?

Aunque eso de vanidad también es delicado, no es una regla clara porque hay personas que sufren mucho con los defectos. Por ejemplo, narices terribles, orejas muy grandes o mujeres que ya son mayores pero no tienen senos. Todas son cuestiones estéticas, pueden vivir con eso, pero la persona sufre mucho, entonces con la cirugía las ayudamos.

 ¿Por qué se operan las mujeres mayores? ¿Para verse mejor, para mantener al marido, para competir con las amigas, para suavizar las diferencias con las hijas?

La mayoría lo hacen para sentirse mejor. Para recuperar al marido es terrible porque nunca quedan contentas. Cuando la cosa depende de factores fortuitos, ahí puede haber problemas, porque probablemente el marido ya no tiene ningún interés porque ya no la quiere, entonces por más que se haga 50 cirugías, no va a volver con ella. Entonces ¿qué pasa?, como no se la puede agarrar con el marido, se la agarra con el cirujano plástico, así que si uno descubre eso en la primeras consultas, es mejor no operar.

 ¿Le ha pasado?

Sí y me he equivocado. Uno aprende de los errores. Pasa que quedan muy bien y a la vez muy descontentas, como si hubieran quedado un desastre y el verdadero motivo de su descontento es que igual terminaron perdiendo al marido. Es un problema muy común en los 40 y 50 años de edad.

 ¿Qué pasa con las mujeres mayores que tienen carreras artísticas?

Ese es otro problema. Pasa que muchas no quedan conformes porque tienen 40 años o más y quieren quedar de 30, o hasta de 25 para hacerle la competencia a las más jóvenes. Una cirugía jamás las dejará de esa edad, no existe en el mundo posibilidad de hacer eso. Y es que no solo es el cuerpo el que cambia, también están los cambios en la piel, los cambios hormonales, en el cabello. El envejecimiento es algo normal y uno no puede impedirlo.

 En 33 años de práctica, ¿ha podido llegar a algún tipo de conclusión de por qué muchas mujeres insisten en modificar su cuerpo?

Se han hecho grandes estudios psicológicos donde un jurado califica la belleza de los hombres y luego cómo ellos se califican a sí mismos y hacen lo mismo con las mujeres. Resultado: el hombre se ve mejor de lo que es. Por ejemplo, si su calificación fue de 5, él se vio de 7. En cambio la mujer es al revés, tal vez calificó un 7 u 8, es bonita, pero ella se vio de 5. La mujer tiende a maximizar cualquier defecto, por más pequeño que sea. Y por eso resuelvo que muchas encuentran la felicidad al verse bien, lo buscan en la cirugía para sentirse bien consigo mismas y generalmente lo consiguen, eso les sube el autoestima.

 ------------------------------

PARA TOMAR EN CUENTA.

// Es importante operarse en buen estado de salud. Los fumadores tienen más riesgo.

// Si se va a realizar una cirugía estética, debe de asegurarse de que lo hará con un especialista. Hay muchos problemas de operaciones con gente no calificada. Una cirugía mal hecha se puede resolver, pero no el fallecimiento.

// No dejarse llevar por la publicidad. Hay que tener cuidado cuando un cirujano hace mucha publicidad porque significa que necesita de la publicidad para atraer a los pacientes pues los suyos no lo están recomendándolo. Es importante revisar sus antecedentes.

// El riesgo cero no existe, pero podemos minimizarlo. Si es con anestesia local, el riesgo es muy bajo, ya cuando van a sedación con anestesia general, el riesgo aumenta porque suelen ser procedimientos combinados y de más horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *