Menu
X
El Post ha sido enviado

Enviar a un amigo

Lo más difícil de los 40 es aceptar lo que te digan

Entrevista a: Ernesto Escudero 28 Enero, 2016.

Ernesto Escudero

Dr. experto en fertilidad de la Clínica Montesur

 

 "Lo más difícil de los 40 es aceptar lo que te digan"

 

Lleva varias décadas haciendo el rol de cigüeña de laboratorio. Su vasta experiencia en fertilidad ha dado como resultado decenas de padres y madres que alguna vez temieron no serlo. En esta entrevista explica lo importante que es informarse y ser consciente de la edad al planear embarazarse.

 

¿Hoy atiende más mujeres que antes con 40 años a más?

Por supuesto, mucho más. La proporción de pacientes por encima de 40 años que vemos hoy es de casi 15% y por encima de 38 años es del 50%. Hace unos 10 o 15 años las mujeres mayores de 38 años buscando un embarazo no pasaban del 20%.

 

 ¿Qué está pasando?

La maternidad se pospone cada vez más. Antiguamente, la mujer tenía su primer hijo a los 23 años, hoy esa edad es 28 o 30 años. Si esa persona se toma varios años entre un hijo y otro, pues alcanzamos los 40 años sin problema. El número de personas que viene a hacerse tratamiento para su segundo hijo cuando el primero fue natural es altísimo.

 

¿Por qué se demoran tanto?

Hay varios casos. Uno es esa mujer que tras tomar anticonceptivos y dejarlos se embarazó inmediatamente; pero después de un tiempo de no tomar pastillas el cuerpo volvió a su estado natural y resultó que no funcionaba bien. Entonces sin darse cuenta ella se relajó, decidió esperar, se dedicó al trabajo, al deporte, que sé yo y cuando decidió tomar acción, ya habían pasado 4 años. Tal vez estaba viendo a un doctor que le decía que su problema era psicológico, que se relajara y siguió pasando el tiempo y cuando se dio cuenta había pasado más tiempo y ya tenía 40 años y ella queriendo tener varios hijos. De esos casos veo muchos.

 

¿Y qué hay de postergar la maternidad por impulsar la carrera profesional?

Existe, pero más que nada es el desconocimiento y las malas asesorías. Hay muchos médicos que asesoran mal a sus pacientes y ellas pierden tiempo y dinero por confiar ciegamente. Tengo pacientes a las que les han hecho miles de pruebas y nunca les pidieron una prueba de semen. ¡Terrible! Hay muchos casos en los que el hombre era el problema porque no tenía un solo espermatozoide que la embarace. Hay mucho desconocimiento y machismo.

 

¿A esas alturas llega el machismo?

Cada vez menos, pero solo porque un tratamiento de fertilidad cuesta mucha plata y el hombre viene a consulta para que le expliquen qué es eso tan costoso que le van a hacer a su señora, no tanto porque tengan mucho interés en venir. Así se van involucrando.

 

¿Qué opciones tiene una mujer arriba de los 40?

A partir de 38 años la tasa de embarazo normal decae tremendamente. Es decir, si por ejemplo, antes de los 35 años existe la posibilidad de un 10% de que esa mujer le pueda costar trabajo tener hijos, a los 35 años sube a 25%, a los 38 años sube a 45% y encima de los 40 años sube a 70%. Y esto en concepción natural.

 

¿Es responsable embarazarse a esa edad?

Hay más opción de que el bebito nazca con un problema. Arriba de los 40, 1 de cada 80 niños tendrá un problema tipo Síndrome de Down, mientras que en mujeres menos de 35 años es 1 de cada 3 mil niños. Sin embargo, cuando juntas a los niños que tienen Down, 95% de sus mamás tiene menos de 35 años.

 

Emocionalmente, ¿cómo suelen enfrentar esta realidad?

Yo siempre uso la siguiente analogía: si vas en la mañana a comprar fruta, encontraras lo mejor, pero si vas a las 8 de la noche, sólo hay sobras. A los 40 años ya te gastaste los mejores óvulos, pueden haber buenos, pero es mas difícil. Asumir eso es muy complicado, vivirlo es más difícil aún… Lo más difícil a los 40 es aceptar lo que te digan.

 

¿Qué alternativas hay para quienes no logran un embarazo natural?

Actualmente el tratamiento ideal para una persona que tiene mas de 40 años de edad es hacerse una fecundación in vitro con estudio genético para tener la certeza de que el embrión que le están implantando es bueno.

 

¿Y si a alguno le falla el cuerpo?

Se pueden hacer muchas cosas; donación de espermatozoides, de óvulos y de embriones, todas son permitidas en el Perú, pero deben de ser anónimas y altruistas. El vientre de alquiler es un terreno más complicado porque la ley dice “Hijo es del vientre del que nace”. Hay varios juicios pendientes.

 

¿Donación de embriones?

Las parejas que se han embarazado de dos, por ejemplo, y tienen embriones sobrantes, los donan en lugar de dejarlos congelados de por vida. Muchos ponen condiciones respecto de a quién donarlo.

 

¿Habrá gente que considere esta práctica deshacerse de un hijo?

Para mí, embrión de laboratorio no es un hijo, para ser hijo tiene que tener un vientre, el embrión tiene que implantar y para hacerlo, necesita un útero y recién ahí se puede convertir en hijo, siempre y cuando nazca. Entonces, cuando donas un embrión estás donando la posibilidad a una pareja de cumplir un sueño.

 

Fertilidad para todos

El Dr Escudero señala que si bien un tratamiento de fertilidad en INMATER, el laboratorio con el que trabaja, bordea los 7 mil dólares, los costos pueden bajar hasta 7 mil soles por tratamiento para aquellos que no cuenten con los recursos económicos.

 

“Hemos creado la Fundación para la vida y trabajamos, por ejemplo, en los Hospitales de la humanidad, como el de Villa El Salvador. Hace 6 meses empezamos y hemos hecho dos embarazos. También trabajamos en Tacna y tiene un precio diferente. La tecnología cuesta mucho dinero, pero igual tratamos de trabajar con gente de menos recursos”.

Ernesto Escudero // Dr. experto en fertilidad de la Clínica Montesur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *