Menu
X
El Post ha sido enviado

Enviar a un amigo

Cuando uno se mueve, jala a los demás

Entrevista a: Constelaciones 21 Abril, 2016.

Constelaciones

Terapia alternativa

“Cuando uno se mueve, jala a los demás”

La constelación familiar es una terapia alternativa que no está reconocida como científica, pero que en años recientes ha ido sumando adeptos en todo el mundo.

El Perú lleva un tiempo ofreciendo estos talleres de terapia colectiva o individual y Cecilia Arróspide es una de las personas que ofrecen la oportunidad de renovar vidas a través de talleres en el Centro Hana, Salud y Bienestar.

¿Qué son las constelaciones?

Así como heredamos de nuestros antepasados talentos, aptitudes, cualidades también en nuestro ADN llevamos las vivencias emocionales de nuestros ancestros: injusticias, abusos, fracasos, abandonos, rechazos, entre otros. Este bagaje se traduce en conductas que muchas veces nos impiden vivir una vida más plena. En un taller de constelaciones se descubre la dinámica familiar oculta que produce el malestar o bloqueo que nos impide llevar esa vida que tanto añoramos. Al tomar conciencia de estas dinámicas y poner en orden lo que sea necesario, asumiendo nuestra responsabilidad, empieza un cambio que favorece a todos los miembros del sistema familiar.

¿Para qué personas es útil una terapia de constelaciones?

Es buena para todos. Puede ser para personas que tienen relaciones difíciles con padres, pareja, hijos; personas que sienten que han excluido a alguien o se han autoexcluido de su familia; personas que sienten algo que los bloquea y encuentran obstáculos en el logro de sus metas; personas que se sienten víctimas y no saben cómo salir de este papel; o personas que sienten que tienen más responsabilidad de la que deben en su familia. Eso sí, hay que tomar en cuenta que al ser una terapia muy profunda, las personas tienen que estar listas para tomarla en toda su dimensión. Siempre debe de haber algo por solucionar, no es que voy para ver qué pasa, no. Si tú estás bien y todo fluye bien en tu vida, disfrútalo. Tampoco se recomienda ir si un familiar tiene problemas y quieres trabajarlo por él.  En todo caso se trabaja la relación con esa persona. El que va es el que trabaja, no se puede hacer el trabajo para otro.

¿A qué te refieres con que la persona tiene que estar lista?

A que tiene que estar lista en su proceso interno. Pasa que a veces uno dice ‘Hace rato que me están hablando de constelaciones y aún no puedo ir’. O pasa que una amiga lleva a la otra y resulta que la ‘invitada’ es quien saca mayor provecho de la terapia. Cada uno toma lo que en ese momento necesita. A veces, si vas sabiendo mucho, la mente te impide tomar lo que necesitas porque te encuentras en una posición muy mental. Estas terapias funcionan a otro nivel, Hellinger lo llama los Movimientos del Alma. Es algo que está ahí, en otro nivel, si lo quieres comprender con la mente, es imposible.

¿Cómo funciona?

Durante una sesión de constelaciones, los participantes eligen a un representante (otro participante del grupo) para representarse a sí mismo y a la persona y/o personas con las que tiene un conflicto. Así se forma una constelación temporal a través de la cual se escenifica situaciones, surgen conclusiones acerca del sistema y se buscan soluciones a los problemas que se plantean. La sesión siempre debe de ser dirigida por un profesional en constelaciones. Es un efecto dominó pues vivimos en sistemas donde todos los elementos están relacionados. En el caso de las familias, los elementos son las personas y lo que uno haga tendrá implicancias sobre los demás. Desde ahí puedes ayudar a todo tu sistema.

¿Cuándo apareció esta terapia?

Las constelaciones familiares aparecieron como un método terapéutico y ahora es una filosofía de vida. Empezó hace más de 20 años en Alemania con un doctor que se llama Bert Hellinger. Él fue misionero en África durante 15 años, luego renunció al sacerdocio y regresó a Alemania, donde estudió psicoanálisis, a Eric Berne, las terapias familiares de Virginia Satir, un movimiento fuerte en California donde las terapias se aligeraron mucho. Esto permitía a la gente que vivía funcionalmente, funcionar aún mejor. En el transcurso de un psicodrama (terapia), donde se le da a los representantes información sobre los roles que tienen que trabajar durante una sesión, Hellinger vio que había más información de la que se les había dado. Investigó más a fondo y sobre la práctica estableció una teoría que denominó Las ordenes del Amor, que son tres.

¿Cuáles son estas leyes?

1. La pertenencia. Todos tenemos derecho de pertenecer a la familia en que nacemos, sin importar lo hagamos o como seamos.

2. El orden y la jerarquía. El que llega primero tiene prioridad. En el orden el amor fluye.

3. El equilibrio entre el dar y el tomar. En primer lugar tomamos la vida , el amor, y luego entramos en este intercambio.

Al ignorarlos, ¿Qué sucede?

Hay implicancias. Por ejemplo, alguien tiene problemas en el área profesional; no consigue trabajo o no está contento con lo que consigue, hay bloqueos creativos prolongados. O también puede suceder que haya malas relaciones de pareja permanentes. Puede significar que alguien en el pasado fue excluido o que sufrió demasiado. Entonces los vivos, o siguientes generaciones, repiten el rol por amor y lealtad al excluido y viven una vida que no estaba completa pues reclama ser visto.

Hay personas que se ponen un techo porque, por ejemplo, su padre murió a los 50 años y la persona no siente tener el derecho de vivir más que él. Entonces ¿cómo lo honras? Perdiendo, quebrando tu empresa, malogrando tu relación de pareja, por ejemplo. Esa es una manera de morir, de estar excluido, como siendo leal al padre, como solidarizándose con él.

Al hacer una constelación, ¿uno puede generar cambios subconscientes en otras personas?

Exactamente. Por ejemplo, Jorge le pide permiso a su padre para ser diferente a él para honrarlo y respetarlo tal cual es. Así su actitud de vida va a cambiar con respeto a su trabajo, a su propio padre, sus relaciones serán más armoniosas y, probablemente, el padre ni cuenta se de que algo también cambió en él. La información está ahí. En las terapias de constelaciones van surgiendo las dinámicas ocultas que no permiten que la situación fluya como debe, y eventualmente se resuelven.

Esta terapia involucra ancestros. ¿Involucra también vidas pasadas?

No, vidas pasadas tuyas no, vidas pasadas de otros sí, de tu alma sino de los ancestros. No nos metemos con regresiones al pasado. Si uno quiere hacer una regresión, eso es un tema aparte.

Tienes esta vida para vivirla lo mejor posible y solucionar cualquier conflicto que se presente, los que ayudan a crecer y desarrollarte. Siempre habrá conflictos. El hecho de pertenecer implica que cada uno tenga su lugar, entonces los hijos son hijos y los padres son padres. Muchas veces los conflictos se dan porque los hijos quieren ser más que los padres y los juzgan, los minimizan, piensan que debieron ser diferentes. Una vez que tomas la vida de tus padres sin reclamo, ahí se ordenan las cosas.

¿Otras situaciones comunes?

Constelaciones organizacionales. Las empresas tienen las mismas leyes que la familia: la pertenencia, el orden y el amor, y la jerarquía.

Muchas veces llevamos la relación familiar al trabajo, entonces como empleado muchas veces sientes que el jefe es tu padre o que al contrario te la pasas criticándolo como sueles hacer con tu padre. O también pasa que un problema del área comercial puede estar teniendo su raíz en almacén, por ejemplo. Entonces en una dinámica se trabaja con los representantes de cada área para identificar el origen.

Otra situación común es ‘No fluyo’. Muchas veces los bloqueos son sistémicos y también se da para honrar a alguien del pasado. Hay tres niveles: uno, reacción a algo que te sucede en el momento, dos, un resentimiento o un rencor de algo que te sucedió en esta vida y el tercero es algo que heredas. Hay gente que dic. ‘Todo está bien en mi vida, sin embargo vivo con una angustia horrible, con una tristeza que no entiendo’. Eso es porque están conservando por amor la tristeza de algún antepasado. Esa tristeza, en realidad, pertenece al ancestro. Entonces a la hora de reconocerle y darle un lugar... porque también se trata de eso, que al pertenecer y ocupar tu lugar, es donde tienes tu mayor fuerza para no hacerte responsable o no sentir que tienes la solución para los demás.

¿Cuál es el propósito de jalar problemas no resueltos de nuestros antepasados?

Lealtad y amor. Es lo que Hellinger fue descubriendo, es por pertenecer, por eso también los niños maltratados a veces no lo cuentan porque creen que es la ley de su familia, creen que así es y es por lealtad. Esto se fue descubriendo en el ejercicio de los talleres.

¿Cuáles son los efectos en la persona que hace esta terapia?

Uno empieza a cambiar la manera de ver las cosas, la manera de vivir y se convierte en una filosofía de vida.

Tras una sesión la persona sentirá cansancio, sueño y una gran paz porque algo cambia sin que te des cuenta y se manifiesta en el tiempo, no necesariamente al día siguiente. Es como sembrar una semilla, uno no está aguaitando a cada rato a ver cómo crece, tiene que dejarla un tiempo. Además, cada planta tiene su tiempo para crecer.

También se recomienda hidratarse para limpiar el cuerpo de las emociones negativas que has cargado a lo largo de los años. A la hora de soltar, el cuerpo bota toxinas y la mejor manera de eliminarlas es con agua. También se recomienda descansar.

Así como hay casos suaves en una terapia colectiva de constelaciones, también hay casos fuertes. ¿Cómo se protege uno la energía negativa?

Está protegido el ambiente. Al representar a alguien, lo estás haciendo al servicio de la persona que trabaja su conflicto interno, por eso al final se pide soltar lo que no es tuyo y recuperar tu lugar. No he tenido casos en que haya sentido que la persona se quedó con energía negativa. Si te quedas con algo, será reflejo de algo que tú tienes.

¿Por qué se llaman constelaciones?

Así como en el cielo vemos las estrellas y al ver la constelación (Tauro, Géminis Arias, etc.) trazamos hilos invisibles, en la familia es igual, estamos unidos por hilos invisibles con todo nuestro árbol genealógico. Cuando dos familias se unen, cada uno tiene su constelación. Éstas se unen y forman otra constelación y una familia nueva. Entonces cuando uno se mueve, jala a los demás.

----------------------

Acerca de Cecilia Arróspide:

----------------------

• Coach miembro de la International Coach Federation www.coachfederation.org

• Coach y Consultora por la Universidad Ricardo Palma, Coaching y Liderazgo CCPUC. www.arrospidecoach.com

• Master Practitioner en Programación Neurolingüística por Proyectos Prisma y Richard Bandler www.richardbandler.com

• Artista Plástica, www.cfarrospide.com estudios de Lengua y Literatura, Pontificia Universidad Católica del Perú.

• Asesora en Constelaciones Familiares por el Instituto Tendiendo Puentes, Córdoba, Argentina www.tendiendo-puentes.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *